"/>
logotipo
965 889 303

Blog

Madrid ha sido la capital mundial de la quiropráctica

9 de octubre de 2006

Madrid ha sido la capital mundial de la quiropráctica Durante los días 6, 7 y 8 de octubre se celebró en el hotel Palace de Madrid el 4º Simposio Internacional sobre Filosofía, Arte y Ciencia Quiropráctica. El congreso estuvo organizado por la International Chiropractors Associaton (Asociación Internacional de Quiroprácticos), en colaboración con la Asociación Española de Quiropráctica (AEQ), y supone la primera conferencia quiropráctica de carácter internacional que tiene lugar en España. Fundada en 1926 en Iowa (EE.UU.), la International Chiropractors Association (ICA) es la organización profesional más antigua del mundo. En la actualidad, más de 8.000 facultativos, estudiantes, asistentes y educadores de todos los continentes forman parte de este organismo internacional, cuyo propósito es impulsar y dar a conocer la quiropráctica como una profesión sanitaria alternativa y diferente, basada en sus propios principios filosóficos y científicos. Inspirada por este propósito, desde hace cuatro años la ICA celebra un congreso internacional itinerante con la finalidad de impulsar y consolidar la quiropráctica en los países que acogen el simposio. Si primero fueron Portugal, Italia y Grecia, en esta ocasión es España la que ejerce de anfitriona y se sitúa en el centro del mapa mundial de la comunidad quiropráctica. Más de 200 facultativos procedentes principalmente de Estados Unidos, España, Nueva Zelanda, Australia, Francia o Italia llegaron a Madrid para debatir desde distintas perspectivas algunas cuestiones derivadas del ejercicio de la profesión. En el programa del 4º Simposio Internacional sobre Filosofía, Arte y Ciencia Quiropráctica, que presentó en rueda de prensa a los medios de comunicación el presidente de la International Chiropractors Association, John Maltby, destacan las ponencias de diez investigadores y profesionales de la quiropráctica procedentes de Estados Unidos, Italia y España. Aspectos tan diversos como el tratamiento del dolor, el complejo de la subluxación vertebral abordado desde diversas disciplinas sanitarias como la pediatría o la neuroinmunología, o la puesta en común de técnicas de ajuste vertebral para mujeres embarazadas o nños, forman parte del contenido del congreso. Según manifestó John Maltby, “la diversidad de las materias abordadas así como la sólida trayectoria científica e investigadora de los conferenciantes contribuirán a que los asistentes encuentren inspiración filosófica y amplíen sus conocimientos prácticos, lo que, sin duda, resultará muy útil en el ejercicio clínico diario”. Además, el presidente de la ICA destacó como novedad respecto a ediciones anteriores la realización de un programa paralelo para ayudantes de quiroprácticos. Por su parte, Belén Sunyer, presidenta de la AEQ señaló el acuerdo alcanzado por la Asociación Española de Quiropráctica con el Real Centro Universitario María Cristina de El Escorial para crear una facultad de quiropráctica, la primera dedicada a esta profesión sanitaria en España. Esta nueva licenciatura, cuya andadura está prevista que comience en el próximo curso académico 2007-2008, tendrá una duración de cinco años y será de carácter presencial. La presidenta de la AEQ destacó también la importancia de la puesta en marcha de esta primera facultad de quiropráctica en España porque, “además de evitar los desplazamientos de estudiantes a otros países y contribuir a incrementar el número de facultatitvos, se sientan definitivamente las bases para que los organismos estatales exijan unos criterios mínimos en el ejercicio de la quiropráctica y velen por las garantías de los cada vez más numerosos pacientes de estos profesionales sanitarios”. En cuanto al plan de estudios, al igual que el resto de facultades de quiropráctica tanto de Europa, como Estados Unidos o Australia, las asignaturas de la futura titulación universitaria del RCU Mª Cristina de El Escorial se dividirán en tres bloques. Por un lado, las ciencias básicas, constituidas por materias de estudio como anatomía, bioquímica, fisiología o microbiología, entre otras; por otro, las ciencias clínicas, que aportan la formación necesaria para emitir un correcto diagnóstico y tratamiento; y por último, el internado clínico, que representa la aplicación práctica de los conocimientos adquiridos en fases anteriores.
Follow Me on Pinterest